viernes, 29 de abril de 2011

Chiquitita

Qué vulnerables y fuertes a la vez.

Por otro lado, duodeno totalmente compatible con enfermedad celíaca. Toca esperar la anatomía patológica.
Cuando la trajeron, todavía anestesiada, puchereaba y lloraba dormida.

10 comentarios:

  1. mi vidaaaaaaaaaaa! un abrazo desde aca!

    ResponderEliminar
  2. Un besote para ella pero uno más grande para vos!!!

    ResponderEliminar
  3. Quie sufriò màs? hija o mamà viendo el puhero de hija?
    Besote y abrazo fuerte! ahora a dsfrutar del finde!i

    ResponderEliminar
  4. Se me partió el corazón de solamente imaginarlo.. mimos para ambas.

    ResponderEliminar
  5. yo diría que sufrì más yo, pero si la hubieran visto, dormida puchereando... NO! evidentemente no!

    ResponderEliminar
  6. Ay sí chiquita, tan chiquita! Todavía hay posibilidad de que no sea? Un beso gigante para mamá y cachorrita!

    ResponderEliminar
  7. che, MUCHAS gracias a todas
    ando poco comentadora, pero ando por acá.
    toca esperar.

    ResponderEliminar
  8. coshitassss!
    abrazotes fuertes a las 2!

    ResponderEliminar