sábado, 24 de septiembre de 2011

Segun como lo mires...

Mamà, sos una pelota de fútbol americano.

Casi infarto, obvio. Las redondeces de mi cintura me hicieron pensar lo peor, obvio.

Claro, todos te quieren y se te tiran encima. Mientras me da un abrazo de oso

3 comentarios:

  1. jajajajajaja! Imagino la situacion de quasi infarto con final feliz!

    ResponderEliminar
  2. naaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah! ES LO MAS! muy tierno uru!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Un genio! Qué capacidad para la metáfora!

    ResponderEliminar